top of page
Buscar
  • Foto del escritorDigital Move

Una vuelta SMART para tu contenido digital.

¿Alguna vez escuchaste hablar del Smart Content? ¿Qué es? ¿Para qué sirve? ¿Cómo puedo aprovechar al máximo este tipo de contenido? En este artículo del Digital Blog que explicamos cómo aprovechar este recurso para concretar tus objetivos e impulsar tus ideas. ¡Nunca es tarde para aprender algo nuevo!


Si arrancaste este 2023 decidido a concretar por fin ese proyecto que tanto soñaste, esta info puede serte muy útil. ¿Por qué? Porque, como en cada proyecto, seguramente ya tenés objetivos definidos que tenés que alcanzar. Y para facilitarte la tarea, tenés que empezar a pensar de forma inteligente y agregar contenido de valor a tu empresa.

El SMART content es, nada más ni nada menos que una estrategia que te ayudará a alcanzar tus metas. Se trata de una estrategia que apunta a generar contenido personalizado para tu audiencia, siendo relevante para tus leads a fin de que genere mayor engagement. El término deviene de las iniciales de S (specific) M (measurable) A (achievable) R (realistic) T (time) y, muy marketineramente, hace alusión a pensar tus objetivos de manera estratégica.Entonces, a partir de ahora, tu nuevo objetivo es crear contenido para tu marca, que se ajuste a estos parámetros.


SPECIFIC: Creá contenido específico, que cautive a tus seguidores, les ofrezca soluciones a sus necesidades, aporte respuestas a sus preguntas y se anticipe a lo que ellos quieren ver. Para lograrlo, deberás conocer muy bien a tu público objetivo para saber qué comunicar y cómo hacerlo.

MEASURABLE: Detrás de cada acción inteligente, vas a obtener cifras cuantificables que te permitan medir el éxito o fracaso de tu estrategia. Esta valiosa información te ayudará a analizar el comportamiento de tus leads, para poder ajustar tus acciones de ser necesario.

ACHIEVABLE: Tu estrategia debe partir de objetivos alcanzables. Para establecerlos, primero deberás hacer un recuento de tus recursos (económicos, humanos, técnicos, etc.), para luego poder plantear metas que se adecuen a los esfuerzos e inversiones que puedas realizar y contemplen tus limitaciones o posibilidades.

REALISTIC: Los resultados que obtendrás siempre estarán atados a la realidad. Con esto nos referimos que tanto el contexto interno como externo de tu empresa serán los que regulen cuáles son las posibilidades de crecer. Como todo proyecto, conlleva un riesgo. Es por esto que debes plantear tus objetivos tomando en cuenta la realidad de tu empresa, tu rubro, la ciudad o país en el que te encontrás y diversas variables que puedan afectar su desarrollo.

TIME: Planteá un tiempo de ejecución de tu proyecto. Esto no sólo te va a ayudar a hacer un seguimiento de las distintas partes del mismo, sino que también te ayudará a ver las prioridades que cada tarea requiere. Dale su tiempo a cada proceso, pero motivate a cumplir con los plazos impuestos.

Darle una vuelta SMART a tus objetivos te va a ayudar a optimizar los recursos de tu empresa, apuntar a un público más específico y dirigir tus objetivos a metas realizables. Ahora que ya conocés esta información, te alentamos a hacer algunos ajustes a tu proyecto para adaptarlo a estos objetivos. Con un poco de trabajo y paciencia, vas a ver que ésta forma de abordar tu trabajo realmente hace la diferencia.


¡Mucha suerte con el éxito de tu empresa!


37 visualizaciones0 comentarios
bottom of page